lunes, 6 de septiembre de 2010

Mi primera vez.

Es mi primera vez...
Me sudan las manos.
Se acelera el corazón...
Sé que algo está a punto de cambiar!

No es lo que se imaginan, estoy hablando de mi primera vez de estar acá sentada, conversando con el infinito, mientras contemplo las letras que se tipean y van manchando de negro el blanco y virgen espacio virtual reservado para mis pensamientos...

Me disponía como tantas otras noches a sacarle provecho a la hora, a saborear un rato a solas dándole rienda suelta a mis manos (para que escribieran, obviamente), contemplando la soledad y el silencio... los noctámbulos entenderán de que hablo, esa intimidad que solo encuentras cuando cae el sol y los demás duermen, mientras un santuario se levanta a tu alrededor para custodiar el insomnio.

Respiro, medito, sonrío....
Me incorporo y leo un rato.
Ya no hace falta café.

Los recuerdos van y vienen, las palabras se derraman sobre las hojas de viejos diarios, casi puedo ver volando a mi alrededor los pensamientos de futuros que hace mucho imaginé y de los que hoy me despido. Vuelan y danzan con las diabluras que hice apenas hace unas noches... tan prohibidas... tan delirantes... tan deliciosas... Supongo que al final solo quedan esas... las diabluras, las que pícaramente sabíamos que íbamos a recordar, porque para ser realistas, no existen los futuros, una vez creemos atraparlos se convierten en presente y no queda más que recordarlos...

Por eso inmortalizo el pasado en el papel, los sueños pasados, los miedos y las victorias pasadas, las lágrimas de dicha y dolor... pero sobre todas las cosas nada me deleita más que los amores pasados, los buenos y los malos, los que ni siquiera existieron o no se confesaron...los prohibidos, los sagrados, los sublimes!!!... y los que pronto serán pasado... Amo esos amores por haber pasado...

Aleatorias, sin orden cronológico alguno, sin nombres, sin penas ni gloria, aquí van mis noches de trasnoches entre risas y derroches de placer.

1 comentario:

  1. Me gusta mucho como empezó el blog.

    De pronto me parece que el ritmo sería m{as bacano si reemplazaras los puntos suspensivos por otros signos de puntuación.

    Es una sugerencia súper personal, no una bligación para que te quede bien escrito.

    ResponderEliminar