martes, 13 de noviembre de 2012

Es hora de dormir, no es hora de soñar.

Cuando ves que pasan los años y el tono marchito, de lo que alguna vez fue un bonito amor, empieza a lucirse más que tus propias ganas de conservar intactos los recuerdos...

Cuando ya el cansancio entorpece tus pasos y el jadeante corazón no quiere andar más.

cuando se tornan empañadas las pupilas, cuando sientes que el final se avecina, es hora de que dejes de soñar!

Y pensé que me había hartado de tu veneno, que lo dulce y lo amargo no eran más mi juego, y de repente me vuelves a embriagar!

La tonta calma que siempre anuncia una mareada, la inocencia que no se recupera con la fe pesada,
es hora de que dejes de soñar... sabes, que ya no se cumplirá!

Mi grito se ahoga sin ser musitado! Mis ganas mueren en el punto final de un chat, mis ilusiones siempre escurridizas quedan vagabundas por ahí, con ansias locas de que las vuelva del piso a rescatar.

Y como es que tras una década de tantos besos, tantas camas, tantos nombres... solo el tuyo perdure, solo a ti te añore, aún a ti te llore... mientras las cenizas de viejas cartas de amor me recuerdan los juramentos hechos a mis vidas pasadas, mi expiación de culpas, mi pago a mi karma, me suplican que me aleje, que te suelte, que te olvide, que regrese y te bese, te perdone... y vuelva y espere.... y sueñe... mejor que duerma y despierte!!!

Es hora de dormir... no es hora de soñar!...

Soñar no ha sido en vano, pero quien me paga las lágrimas con creces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario