viernes, 4 de octubre de 2013

Tu verdad.

Algo que escribí hace unos meses.... y hoy culmina sabiendo que lo único que fue mío todo éste tiempo fue tu verdad:

Quiero poder soltarle al viento o al azar un poco más de mi risa y menos de mis quejidos,
murmullos que sé que no radican en el fondo de mi ser, más que en el fondo de mi ego.

Quiero poderle sacar una carcajada a mis lamentos, un agradecimiento a mis penas y una pizca de fe a lo que doy por perdido.

Quiero ser aquella que soñaba, creía, sentía y no medía cuando de cada cosa bella entregaba porque no había duda sobre el retorno de las cosas hermosas que ofrece la vida... pero hoy me siento gris como el olvido, vacía y sola como quien ha dejado atrás a la niña y ahora no quiere aceptar que en su lugar solo una desalmada mujer queda con una fachada de princesa...

y es que se vuelve tan fácil devorar por placer sin amor, entregar si hay algo que firmado está para recibir a tu favor, "amar" si solo un título te garantizara el "amor"

Soy tan poco yo... que me asusto... soy tan fría que me helo, y tan lúgubre que te necesito....

No sé a que horas te entregué mi luz
No sé que día me convertí en un desierto, que gota a gota pide alivio en tus besos y ahora que me niego a ellos es como si muriera por dentro.

No sé que día me apagué en querer, ni cuando fue más vació este silencio... pero ahora sé que no podrá ser, y me queman las horas de recuerdos.

Hoy más que nunca quisiera volver a conquistar uno a uno tus besos, emprender las cruzadas de ayer, por ser la musa de tus sueños, pero es tan tarde, inevitable el final de la historia... no sé porqué parece que la balanza de la felicidad se inclina a tu favor, mientras yo me desespero entre falsas glorias.

Y me abro a alguien otra vez, y descubro que no es sino ilusión y anhelo, de nada sirve correr tras un sueño que corre tras otro sueño...

Me cansé de correr, me cansé de esperar, me cansé de soñar y guardar tu recuerdo.

Sé muy bien que no es para mi el amor que juraron tus votos, sé que no es para mi el amanecer cobijada en tu abrazo, pero al menos es mía tu verdad

No hay comentarios:

Publicar un comentario